Reduce la humedad por condensación con este truco.


Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 42 segundos

La humedad por condensación hay varios. Desde costosísimos sistemas que requieren incluso de obras, hasta económicos sistemas de calefacción ecológicas que, además, generan un grandísimo ahorro en calefacción.

Hay una gran relación entre calefacción y humedad. Según qué calefacción instales, vas a causar o empeorar un problema de humedad por condensación, o no. Por eso, lo recomendado es instalar una calefacción ecológica. Así, tendrás una vivienda sin problemas de humedad por condensación, a la vez ahorras en calefacción.

La calefacción

Las calefacciones con llama sin tubos que expulsen al exterior la contaminación generada por la combustión, hacen que en el interior de la vivienda haya un aumento muy importante de vapor de agua y de los problemas que eso genera (ácaros de la humedad, moho, hongos, alergias, ...).

Al quemar el combustible, se genera hidrógeno, y al combinarse el oxigeno del ambiente de la vivienda, se convierte en vapor de agua. Con el uso de esas calefacciones se humedece el ambiente y, además, se reduce el oxígeno, con el perjuicio para la salud que eso conlleva.

Cada kilo de combustible produce aproximadamente unos 3 kilos de dióxido de carbono (el tan peligroso CO2) y unos 2 kilos de vapor de agua que se depositará en tus sofás, paredes, camas, muebles, ... y todo aquello que esté más frío que el ambiente donde está la calefacción.

Si habías pensado instalar una calefacción que expulse la contaminación hacia el exterior, recuerda que expulsar la contaminación al exterior también afecta a tu salud.

También, al cocinar, el vapor del agua caliente, o el respirar, genera humedad ambiental.

La respiración de 4 personas durante 6 horas podría llenar de agua aproximadamente 1 lata de refresco.

¿Cómo evitar el problema de la humedad por condensación?

Hay 2 factores:

- Reducir la cantidad de vapor de agua en el ambiente

Como dejar de respirar mientras estemos en casa parece la opción menos adecuada 😄, otras más adecuadas son:

- Evitar el uso de calefacciones con llama.

- Usar algún tipo de extracción del vapor que se genera en la cocina o en el cuarto de baño.

- Reducir la condensación del vapor de agua

Como al calentar el aire, éste desplaza el vapor de agua presente en el ambiente hasta que al contacto con superficies menos caldeadas el vapor se condensa (ocurre al contacto con las paredes, muebles, camas, sofás, esquinas del techo, ...), la solución es::

- Generar una temperatura homogénea tanto en el ambiente como en las superficies.

A menudo, la humedad del dormitorio se debe a una mala elección de la calefacción del salón. El aire cálido y húmedo se desplaza hacia las zonas que en ese momento estén más frías y es allí donde se condensa.

Hay quienes recurren a la opción de tener toda la vivienda con calefacción y con la misma temperatura, aunque, es una opción poco acertada dado el alto conste tanto de la instalación como del consumo energético y sus consecuencias medioambientales (y consecuencias económicas).

¿Tienes alguna pregunta o comentario?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hogar ECO