Concurso para compras inteligentes


Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 24 segundos

Comprar un televisor es algo que muchas personas van a hacer en estas fechas, y hasta que muchas personas deberían hacer cuanto antes.

A ver, pregunta de concurso:

Si tengo un televisor de 50 pulgadas buenísimo que compré hace unos años, que consume 200 W, y hay un modelo nuevo, con los avances en calidad de imagen, sonido, y de otras cosas, que consume 100 W ....

¿Merece la pena cambiar de televisor?

Y otra pregunta de concurso:

Si tengo que comprar un televisor para el salón, y lo vamos a usar varias horas casi a diario, y el modelo que me gusta está por los 500 € y consume unos 100 W, pero acabo de ver en un portal de cosas de segunda mano uno mucho más grande, de buena marca, en perfecto estado, que me lo dejan por 200 € pero consume unos 200 W ....

¿Merece la pena comprar el nuevo?

Si tus respuestas han sido SÍ en ambas ocasiones ¡Enhorabuena! ¡Acabas de ganar el concurso de compra inteligente y puedes ir corriendo a comprar tu nuevo televisor sabiendo que harás una buena compra! Y toma nota de un detalle: Mira primero el televisor por detrás, para ver su consumo, si anda muy por encima de los 100 W, pasa al siguiente, porque ese sólo va a hacer subir tu factura.

Si tus respuestas han sido NO en ambas ocasiones ¡Cuidado! ¡Acabas de caer en un grave error que te puede costar cientos de euros anuales! Algo así sólo puede suceder si es un televisor que vas a encender menos de 2 h al día, o sólo algunos días. ¡Algo así sólo sirve si hablamos de un televisor para no más de un par de horas al día de uso, o para una segunda vivienda.

Si has respondido SÍ y NO o has respondido NO y SÍ, decirte que sólo en casos puntuales donde sea un televisor con unas características que tú necesites especialmente y que, por algún motivo, haya quedado en desuso en los nuevos televisores puede ser buena opción mantener tu televisor por más de 5 años, o comprar uno de esa antigüedad.

Esperamos que tus respuestas coincidan con estas recomendaciones y así ahorres y contribuyas a mejorar el ahorro y el daño medioambiental que generan los elevados consumos de algunos modelos.

Y eso sí, ¡Nunca tires ningún aparato eléctrico o electrónico a la basura! Llévalo a donde corresponda, para que sea reciclado, y los componentes y materiales puedan ser reutilizados, porque tirarlo a la basura es contaminar.

Cuidemos el medio ambiente y hagamos un consumo inteligente de los recursos. Ser ECO siempre compensa.

¿Tienes alguna pregunta o comentario?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hogar ECO