Bono Social. Nuevas condiciones en 2022.


Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 36 segundos

Bono Social, así se llama al dinero que el Gobierno de turno quita de otras necesidades ineludibles para darlo a quienes, desde un planteamiento sólo económico y nada social ni medioambiental, por tanto, nada sostenible, considera que van a tener dificultades para pagar las facturas de electricidad.

Pese al daño social, económico y medioambiental que genera este Bono, con un planteamiento dirigido en un sentido contrario al de la sostenibilidad, el Bono Social es una de las acciones a las que se destinan millones de dinero público que bien podría dedicarse a situaciones realmente inevitables como el cuidado de la salud, las pensiones o la seguridad, entre otras.

Si estás buscando cómo pagar menos luz, te recomendamos revisar nuestro comparador, donde de una forma rápida y fácil puedes saber cuánto estás pagando de más en cada factura de 2022 por mantener la tarifa PVPC o tarifa del mercado regulado por el Gobierno.

Y si estás buscando información sobre el Bono Social, sus requisitos, y algunos datos concretos para saber si tendrías derecho a ello, aquí la detallamos.

Requisitos para ser considerada una persona en situación "vulnerable severa"

Unidad de convivencia Renta anual máxima (€/año)
Situación vulnerable Situación vulnerable severa
1 persona adulta 12.159 €  6.080 €
2 personas adultas 14.591 €  7.296 €
2 personas adultas y 1 menor 18.644 €  9.322 €
2 personas adultas y 2 menores 22.698 € 11.349 €
Familia numerosa Sin límite adicional 16.213 €
Si percibes una pensión mínima 500 € por otros ingresos  8.106 €
Si percibes el Ingreso Mínimo Vital Sin límite adicional 0 €
1 persona adulta con 1 menor  24.319 € 12.159 €
3 personas adultas (una de ellas dependiente)  25.129 € 12.565 €

Límites en el consumo de electricidad

Uno de los aspectos más negativos del actual bono social es presuponer que los hogares con dificultades económicas derrocharán energía por contar con una bonificación en su consumo. El resultado es el establecimiento de un límite de kWh consumidos mensuales que se pueden beneficiar del descuento correspondiente.

Estos límites se aplican mensualmente aunque, los kWh no bonificados durante un mes por bajo consumo, se acumulan para los 12 meses siguientes meses. Los límites dependen del colectivo y el número de menores en el hogar. Estos límites han provocado que algunos consumidores con bono social y calefacción eléctrica, no hayan evitado sufrir facturas elevadísimas este invierno ya que una parte muy importante de su consumo excede estos límites e incluso hayan optado por renunciar al bono social.

Categorías Límite máximo anual (kWh)   Límite máximo mensual (kWh)
 Unidad de convivencia sin menores  1.380  115
 Unidad de convivencia con un menor  1.932  161
 Unidad de convivencia con dos menores  2.346  195,5
 Familias numerosas  4.140  345
Pensionistas (cuantía mínima)  1.932  161

Cómo solicitar o renovar el bono social

El bono social se puede pedir en cualquier momento. Hay millones de personas en España que aún pagan cantidades muy elevadas en sus facturas, por tener equipos de muy alto consumo y por hacer un uso inadecuado de ellos, y por tener contratadas unas tarifas muy elevadas pese a lo fácil, rápido y rentable que es cambiar de tarifa..

Renovar el Bono Social

Las empresas llamadas "Comercializadoras de Referencia" revisan automáticamente si se siguen cumpliendo las condiciones, de forma que, si las sigues cumpliendo te lo renuevan, y si ya no las cumples, te lo cancelan.

Ten en cuenta que hay tarifas que hacen que tus facturas sean más bajas que con el Bono Social, y que hay formas de ahorro energético muy rentables, que hacen reducir aún más tus facturas.

Reducir tu factura en un 70% es posible sin necesidad de consumir recursos económicos sociales que podrían destinarse al cuidado de la salud, pensiones, seguridad, y otras necesidades inevitables, y reduciendo, además, el daño medioambiental.

¿Y si soy una persona socialmente responsable y quiero actuar para ahorrar y para reducir el daño medioambiental?

Si lo que quieres es actuar para beneficiarte de facturas muy reducidas de electricidad, sin perder calidad de vida, y contribuir a evitar daños medioambientales, te recordamos que hay buenas maneras de ahorrar en la factura de energía.

La mejor forma de conseguir pagar menos en tus facturas de luz y gas, sin apagarlo todo, si pasar frío, ni calor, ni hacer obras ni poner en peligro tu vivienda, ni tu salud, es subiéndote al siglo en el que estamos, que es el XXI.

Siguiendo técnicas de siglos pasados, como el XX, o incluso el XIX, o más atrás, cometes los errores que ya están superados tecnológicamente.

Hoy te puedes calentar con unos 100w de calefacción, si pasar frío. Hoy puedes mantener tu alimentación de forma sana por la mitad de lo que gastas ahora. Hoy debes saber de tantas cosas para evitar ir perdiendo dinero, o salud, o tiempo, que lo más rentable es contar con un asesoramiento profesional.

COMPARADOR DE ENERGÍA

¿Tienes alguna pregunta o comentario?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hogar ECO