Pobreza energética. Prestaciones económicas en favor de las personas afectadas.


Tiempo de lectura aprox: 4 minutos, 23 segundos

Según los datos que ofrece Eurostat cada mes de enero, la pobreza energética relacionada con la capacidad de los hogares de mantener una temperatura adecuada en los hogares es cada vez mayor en España y afecta entorno a 10% de la población. ¡Esto son muchos millones de personas en nuestro país!

Esta situación hace que, además de frío, se pasen días de verdadera hambre, o días de tal desesperación que se acumulan y acaba causando depresión y situaciones de las que se sale con muchos problemas de salud causados por la depresión y la ansiedad, además de por el frío y una nutrición inadecuada, o, quienes ya no salen.

Esta situación genera en el país, un gran daño social que además de en lo personal, abarca a lo familiar, y abarca a lo económico de todos los demás, porque una persona sana puede trabajar y colaborar aportando a la sociedad, y una persona enferma genera gastos en sanidad que cada día son más difíciles de sostener porque cada día, como refieren los datos de Eurostat, son más y más millones de personas las afectadas.

Hay millones de personas que según nos cuentan, tienen que decidir, cada día desde que llega el frío, si comer o calentarse, si pasar frío o pasar hambre. ¡En España!

La pobreza energética

La pobreza energética es la imposibilidad de las personas para poder pagar los gastos necesarios para tener su vivienda en unas condiciones ambientales saludables.

Para aportar en la medida de nuestras posibilidades y apoyar a las personas afectadas por esta situación de pobreza energética, HogarECO desarrolla cada año diferentes acciones, en especial la campaña "Calor Social", con la que puedes comprar un producto simbólico por el valor en euros que desees, y nosotros, duplicamos el valor de tu compra aportando la misma cantidad.

Por cada euro aportado, nosotros aportamos otro, y con ello generamos una bolsa de equipos de calefacción destinados a personas que tienen dificultades económicas para acceder a una buena calefacción y a un equipo de ahorro energético que les ayude a reducir los gastos en calefacción y disponer de más dinero para comer y de una calidad del ambiente interior de su vivienda saludable.

Prestaciones económicas para personas en situación de pobreza energética

Las ayudas económicas para el pago de recibos de, por ejemplo, 70€ cuando podrías gastar 7€, generan un alto coste social.

La entrega de kits de eficiencia energética fabricados en otros países incluso ajenos a la Unión Europea, generan un alto gasto de fondos públicos que cada año ha de volverse a gastar, y son, además, un peligro por su baja calidad y falta de garantía.

Muchos talleres de ahorro doméstico generan o dan aire a bulos que impide a las personas actuar con acierto en sus decisiones de compra o de consumo energético.

Aún hay quienes nos preguntan a qué hora es mejor poner la lavadora, o nos refiere que la pone sólo los domingos, sin saber que la información que aparece en los principales medios de comunicación sobre los "horarios baratos" es un bulo.

Los "bulos energéticos" han hecho saltar por los aires las facturas energéticas y que la pobreza en España siga en aumento un año más.

Desde el inicio, HogarECO contribuye a que las prestaciones económicas puedan gestionarse de forma más efectiva, ya que hay quienes han conseguido tener su vivienda en unas condiciones de temperatura y humedad saludables con una calefacción ecológica y de muy bajo consumo.

La estructura alrededor de la pobreza energética (personal, oficinas y medios materiales de organizaciones benéficas y entidades públicas de todo tipo) consume varios millones de euros anualmente. Y son incontables los millones de gasto en sanidad que genera atender en lo posible a la salud de las personas en situación de pobreza energética (asma, alergias, reuma, bronquitis, resfriado, gripe, neumonía, e incluso muertes por frío (aun al sur de Europa).

Gracias a la notable mejoría de las condiciones de temperatura y de humedad que se consigue con una calefacción adecuada, esta situación mejora de forma también notable..

Aportaciones para erradicar la pobreza energética

Aportamos innovación para frenar el cambio climático y la pobreza energética, comprometidos con las personas y el medio ambiente, promovemos la responsabilidad en el consumo energético, y la corresponsabilidad de los entes que gestionan el dinero público, de las personas que sí tienen una vivienda con una calidad ambiental saludable, y de cuantas entidades púbicas y privadas se den por aludidas, para que haya una unión en el trabajo en favor de quienes están en esta situación de pobreza energética.

HogarECO trabaja para que cada persona disponga de una calefacción de muy bajo consumo, libre de mantenimiento y de averías de por vida, y sin riesgo de incendio ni emisiones contaminantes.

Con una calefacción ecológica, se mejora tanto la situación personal como la general (y con ello, también aún más la personal).

HogarECO, pese a ser una microempresa, ofrece respuestas integrales a la lucha contra el cambio climático, tanto desde la dimensión interna como externa, trabajando con profesionales que ponen sus conocimientos, su dinero y su tiempo, para reducir la contaminación del aire y de las aguas, y a reducir las desigualdades sociales por motivos económicos o de salud, a través de la difusión de información cierta y precisa, de una forma adecuada para que las personas puedan valerse por sí mismas en sus decisiones de compra y de consumo adecuados para evitar las situaciones de pobreza energética y sus consecuencias, además de para que los procesos productivos eviten impactar de forma perjudicial en el medioambiente, la salud y la economía.

La pobreza energética es, pobreza económica, o mala gestión de los recursos para mantener en la vivienda un ambiente de calidad para la salud de las personas.

Resultados de una buena gestión

Muchas personas ya se han visto beneficiadas por este tipo de calefacción desde su lanzamiento, y HogarECO logra cada año que en más vivienda se puedan tener unas condiciones de humedad y temperatura adecuadas para cuidar la salud, y todo unido a un ahorro económico que supera con creces al coste de la calefacción.

Con un invierno o dos, según el uso, y las condiciones invernales que se den, está más que rentabilizada la compra, gracias a la reducción de gastos que genera.

El reto de HogarECO es ampliar notablemente el número de personas atendidas. Para ello, en HogarECO contamos con el compromiso de quienes formamos parte de esta empresa, porque una empresa es, por definición, un grupo de personas que comparten un mismo objetivo y por el que trabajan cada día con empeño y dedicación.

Hay personas en situación de pobreza energética sin contabilizar por ser personas dependientes económicamente sin percepción de ayudas públicas, personas con situaciones de impagos o de morosidad que mantienen sólo el pago mensual de luz o gas, y que llevados por cantos de sirenas que les aconsejan pequeñas rehabilitaciones en el hogar y otra serie de acciones acaban hundiéndose aún más en el problema.

Para evitar que el problema vaya a más, HogarECO también realiza actividades de formación en eficiencia energética, para que las personas identifiquen la multitud de ideas simpáticas, llamativas, curiosas, graciosas, o incluso costosas, pero poco o nada efectivas para ahorrar o para mejorar la calidad del ambiente interior de sus viviendas y su salud.

Y, para redondear el servicio, de una forma completa y personal, para clientes que lo solicitan, se realiza un análisis de sus consumos para que así puedan identificar la oferta  más adecuada entre las diversas compañías suministradoras de servicios energéticos para el hogar.

¿Tienes alguna pregunta o comentario?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hogar ECO